“Este contexto llevará a que el turista post-pandemia valore experiencias reales y sea más consciente”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
28951271_10215936289146925_357279586116960256_o

En un contexto de pensar y tomar decisiones sobre cómo la industria re-tomará las actividades post pandemia, decidimos entrevistar a Andrea Eberle. Argentina y profesional de la actividad turística, desde el año pasado reside en India y experimenta la vida en una comunidad consciente, mientras lleva adelante la agencia Viajes con espíritu, una empresa que busca conectar viajeros conscientes con comunidades abiertas a recibir y compartir enseñanzas y vivencias, de una manera auténtica y responsable.

“Este contexto llevará a que el turista post-pandemia valore experiencias reales y sea más consciente” 1
Andrea Eberle

¿Qué hace diferente tu empresa de turismo de otras tradicionales?

Nosotros basamos todos nuestros viajes en “experiencias”. Tenemos un formato de operación diferente al convencional porque funcionamos solo con grupos. Los highlights de nuestros tours tienen que ver con lo que la gente va a aprender y a conocer que no está accesible en internet.
Entonces el precio del producto está regido por la percepción subjetiva de “experiencia individual e irrepetible”.

Para llegar a esto hemos roto con varias barreras tradicionales, por ejemplo: no usamos el término “guía” sino “facilitador o baqueano”; no apelamos al dato histórico/geográfico para entretener, sugerimos no sacar fotos y la mayoría de las rutas casi no tocan circuitos tradicionales.

¿Qué te llevó a hacer esto?

En el año 2008 decidí cerrar mi empresa de consultoría en turismo y en una crisis personal viaje a India. Estando exactamente acá en Auroville, me jure a mí misma que si alguna vez volvía a la industria sería solamente para alentar la evolución de las personas. No quería contribuir más a la destrucción planetaria.

Eso paso en el 2012 cuando una amiga colega me pidió que le organice un grupo para que ella lo guíe y así poder llegar a India y hacer un proceso parecido al mío. Entonces empezamos juntas; pero solo traíamos 1 grupo al año. La gente no estaba familiarizada con esta posibilidad así que decidí yo también salir como tour lider para empezar a entender mas la magia del viaje y hacer un apropiado marketing. Entonces me di cuenta que habíamos empezado los viajes de transformación.

“Este contexto llevará a que el turista post-pandemia valore experiencias reales y sea más consciente” 2

¿Entonces tus grupos viajan a comunidades como las del lugar donde vivís?

No necesariamente. Comunidades como Auroville pueden ser parte de la ruta, pero todavía no llego el momento que la gente valore suficiente la vida en comunidad. Falta un tiempo para eso. Falta que las personas entiendan el buen potencial del turismo. Esto también es un camino de evolución y gracias a lo que está pasando con COVID19 vamos aceleradamente en esa dirección.
Gran parte de estar en Asia es también para mí una oportunidad para observar los modelos de Community Based Tourism. Nosotros en Sudamérica tenemos conceptos que se aproximan: turismo
sustentable, responsable, comunitario, rural.

“Este contexto llevará a que el turista post-pandemia valore experiencias reales y sea más consciente” 3

Yo vine a estudiar los pro y contras de comunidades que decidieron asentar su economía en el turismo, sin desvirtuar los principios sociales del lugar.
Ciertamente la línea es muy delgada porque cuando las personas le toman el gusto al dinero fresco que trae el turista, la ambición gira en esa dirección; sobre todo si el manejo está en manos de personas competitivas. En cambio cuando hay principios de comunidad solidaria, el dinero y el crecimiento se atomiza y se tiene en cuenta tanto el recurso ambiental como social para la sustentabilidad del proyecto. Tengo un ejemplo de esto, en el último viaje a Tailandia fuimos a una de estas CBT Villages, cuyo atractivo es el cultivo del café. El Director de la escuela nos dio el paseo y nos explico de manera amena y autentica todo lo que mi gente quería saber. Un día completamente experiencial sumergidos
en una realidad innegable.

Primera observación: “una experiencia así no tiene precio desde la percepción del viajero” segundo: “imagínese Ud. todos los elementos disruptores y el universo de potenciales en ese encuentro cultural.
El maestro no sabe quiénes son mis clientes. Ese facilitador cuenta la historia desde los ojos de una persona dedicada al servicio de educar y sin intereses manipuladores.

“Este contexto llevará a que el turista post-pandemia valore experiencias reales y sea más consciente” 4

Todo lo hicimos en cooperación con una de las familias del pueblo y bajo la aprobación del jefe de la comunidad (una suerte de intendente). Al final, aprendimos un montón del mundo del café y lo llevamos como souvenir cargado de historias. En fin… se abre un universo enorme en comparación a la vieja propuesta de tour donde todos dicen lo mismo y van a los mismos lugares que finalmente satura el ecosistema. Este pueblo es uno de los cientos de región, pero ellos se han abierto a este experimento y vemos que funciona muy bien. En fin, se trata de cruzar la frontera de lo convencional y animarse a co-crear considerando a todos los Stateholders, ud sabe, aquellos principios de la Responsabilidad Social empresaria.

Sin embargo mi función hoy es educar a mis clientes en todos los beneficios de consumir ese tipo de propuesta. Nosotros ponemos la lupa en toda la red de sostén y crecimiento que se arma del lado del proveedor del servicio. Jugamos a activar la solidaridad. A las personas les gusta hacer cosas buenas y ayudar a otros entonces pega muy bien esto.
Tengo que decir que los humanos hemos sido tan EGO centered que no nos damos cuenta ni siquiera del impacto de como decidimos usar nuestro dinero: si se lo damos a una multinacional o se lo damos al vecino.

Entonces, ¿cuáles serían para vos los vectores del nuevo turismo?

EXPERIENCIAS sin dudar. Es la revolución de las redes sociales. Es el tiempo de la gente. Las personas ya no muestras que se compraron con su dinero, ostentan dónde se van con ese dinero. Esa energía hay que aprovecharla y saber llevarla en buena dirección. Hay que aprovechar las redes en todo su potencial para educar el turismo que viene. Hay que plantar semillas de cuidado en los viajeros, y estar dispuestos a dar un paso atrás y para volver a hablar de “valores humanos”. Cosas como ETICA, SOLIDARIDAD, CUIDADO, BELLEZA hay que volver a ponerlas en las carteleras. Con dinero y por dinero nos hemos olvidado de quienes somos, de nuestras capacidades y de lo que podríamos estar dando al mundo.

“Este contexto llevará a que el turista post-pandemia valore experiencias reales y sea más consciente” 5

¿Pensás que Argentina tiene chances de estar como uno de los países favoritos en tu lista de “turismo del futuro”?

SI rotundo. No solo porque una gran parte de la población está en un estadio de consciencia mas alto que el común de los países; sino porque al igual que New Zealand, Iceland y otros lugares que han estado relativamente resguardados por las distancias o en nuestro caso vaivenes sociales, conservamos un potencial cultural y de naturaleza al que hay que sacarle mucho mas el brillo, sin confundirse. Destinos como México y muchos del Caribe que por la ambición han destruido no solo la naturaleza sino corrompido a sus pueblos. Acá otra vez la línea es muy delgada, se necesita la mirada sana y grande de los gobernantes para guiar ese proceso de crecimiento desde el poder de acción de la gente, y sobre
toda la capacidad de re-crearnos que tenemos los argentinos.

Mire tengo una historia. A uno de estos países de Asia cuando los iba a invadir Inglaterra su gobernante pensó así:

-“No podré gobernar porque me estoy ocupando de una guerra y de minimizar el daño de esta circunstancia que me toca a mí y otras naciones vecinas. Le daré a mi pueblo la libertad de que ejerza la venta de alimentos sin impuestos ni regulaciones estrictas para que no falte ni comida ni
trabajo por el tiempo que dure esta recuperación” -.


Claro estamos hablando de una medida de hace casi 2 siglos en un país netamente agricultor. La decisión en ese momento de disrupción fue tan
acertada que ese país hoy no tiene rastros de hambre, delincuencia ni injusticia social. Todo el que trabaja, come. Y, UNO de los beneficios añadidos hoy día es, que es un país sumamente atractivo para
pasear.

Hemos visto ya las reacciones de las naciones cuando la balanza de pagos no se inclina bien; los gobiernos tienen a cerrar las puertas, directa o indirectamente. Este parate general en el mundo, nos está dando cuenta de la dimensión de como pesa el turismo en la economía global y somos nosotros los profesionales los que podemos re-dirigir los vectores de la profesión si sabemos hacia donde queremos ir.

Andrea Eberle

9 respuestas

    1. Después de la entrevista pensé ! que magia se podría producir si cada agencia de viaje (especialmente las del interior) transforman su escritorio.
      En vez de vender hacia afuera desarrollan localmente en su comunidad propuestas experienciales con lo mejor de su pueblo . Se podría reconvertir la economía todo usando el CBT

  1. Muy buen artículo. Soy guía y tour leader. En esta cuarentena y previendo una crisis en el sector, siento que es hora de innovar más que nunca y este otro tipo de turismo puede ser una alternativa. Gracias.

    1. Federico
      gracias por esa devolución. Cada engranaje es clave, todos hacemos turismo con nuestros ideales y es impresionante la huella que dejamos en nuestros viajeros cuando explicamos las cosas con amor sin discriminar e incluyendo a todos
      Fuerza 💪💪💪💪

  2. Muchas gracias por la nota. Inspiradora. Estoy iniciando mi negocio focalizado en viajes wellness y el sosten de quienes han recorrido parte del camino es alentador!
    @xerenawellness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS MEJORES CONTENIDOS DIRECTO A TU EMAIL

Suscríbete gratis a nuestros mejores contenidos sobre noticias, entrevistas, opiniones y más.