Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

En estos días asistimos a un esfuerzo global, sin precedentes para reducir la movilidad humana, cuarentena, aislamiento social, se volvieron palabras de uso cotidiano, describen la estrategia para evitar que la pandemia causada por el COVID 19 siga extendiéndose por el mundo con costos enormes en
vidas humanas y no tenemos dimensión de la severidad de las consecuencias económicas aunque se presume que serán graves.

Este artículo ofrece una reflexión general acerca de los impactos de la pandemia en la actividad turística y una mirada general acerca de los desafíos que supone la recuperación del sector en nuestro país (Argentina).

Para quienes estamos interesados en el turismo como objeto de estudio, este momento presenta una oportunidad única, un laboratorio que ofrece muchas lecciones. El turismo es movilidad humana, una industria
que se basa en ofrecer servicios a más de un billón de personas que se desplazan voluntariamente por el mundo.

Como consecuencia de las restricciones globales a la movilidad que impuso la pandemia la actividad turística y sus negocios conexos se detuvieron, así de contundente. La incierta duración de la pandemia pone en crisis al sector; se ven afectados el empleo, la cadena de valor, los destinos, la supervivencia de las empresas, la confianza.

El escenario está marcado por la incertidumbre, nadie es capaz de responder cuánto durará la pandemia y sobre todo cómo se recobrará el sector.

La movilidad humana aumenta, nos movemos más que la generación anterior, a una mayor velocidad. Un vuelo de larga distancia tiene una velocidad próxima a 800 km/h y podría ser esa la velocidad con la que un virus viaja por el mundo.

El primer caso de SARS en Canadá provenía de China y el virus viajó 13.000 km en un solo día. Christakis, N. (2010:157) afirma que en “Europa del siglo XIV, la peste no se propagó demasiado rápido de una ciudad a otra porque la gente no solía desplazarse más allá de unos pocos kilómetros al día” se estima que la velocidad de propagación era cuatro o cinco kilómetros al día.

Aumentó también densidad de contactos y las interacciones que llevamos a cabo diariamente asi que el aislamiento social intenta detener la transmisión.

El inicio del siglo XXI se muestra particularmente agresivo, una muestra no exhaustiva refleja una serie de epidemias altamente contagiosas que se esparcen muy rápido.

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 1

Detengámonos un momento antes de la aparición del COVID 19, la Organización Mundial del Turismo en 2019 formulaba un pronóstico que mostraba la evolución de los arribos internacional proyectados al año 2030.

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 2

Podemos realizar algunos comentarios acerca del gráfico, pero antes señalar que no pretendemos hacer una reflexión teniendo el diario del lunes en la mano o para expresarlo de manera más apropiada; hacer “predictibilidad retrospectiva” como señala Nassim Taleb. Nos interesa conocer cómo se construyó esa proyección, qué datos se tomaron en cuenta (y cuales no). Para eso necesitamos presentar otro gráfico muy parecido al anterior en el razonamiento subyacente.

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 3

Taleb lo presenta como “el dilema del pavo”:

Imaginemos a un pavo en un criadero. El pavo lleva minuciosamente el registro de lo que sucede día tras día, anota los datos y los vuelca en un gráfico que muestra cómo a medida que pasa el tiempo su confianza en quienes lo alimentan aumenta. Esta confianza le sirve para proyectar el futuro a partir de hechos conocidos del pasado. El granjero viene todos los días con su ración de alimento y el pavo es capaz de suponer que el día 1001 será invariablemente como los anteriores, sin embargo el día 1000 sucede una sorpresa. Menú del día: pavo.

La lógica de la previsión de la OMT parece estar construida del mismo modo, cada año la industria crece de manera sostenida al 4 % de modo que las previsiones son las que se ven en el Figura 1, que se construyó a partir del retro aprendizaje, la inducción para proyectar el futuro, no hay mucho de que preocuparse (o sí?). El hecho es que el día 1000 apareció un cisne negro, que puso a prueba la capacidad de pronóstico del pavo. Los primeros ajustes realizados por la OMT a ese gráfico, fueron publicados a fines de marzo de este año y anticipan una caída entre el 20 al 30% interanual lo que nos llevaría a valores similares a los de 2013 (año de la epidemia de SARS) aproximadamente un retroceso significativo para una industria que crecía al 4 % aproximadamente. Así que habrá que trabajar duro para volver a los valores proyectados. Tenemos que decir a favor de la OMT que el COVID 19 tomó por sorpresa al mundo, a partir de nuestra
escasa habilidad para predecir.

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 4

La recuperación

Para comenzar a describir cómo imaginamos la recuperación, es útil recrear la secuencia, en la que se “desconectó” el turismo, esta secuencia que exponemos es el resultado de una generalización. El primer desacople fue el mercado chino, (principal mercado emisor en cuanto a gasto) por las restricciones impuestas por el gobierno.

Luego el mercado receptivo europeo, las aerolíneas, el cierre de fronteras, el transporte terrestre y por último en mercado doméstico con la implementación generalizada del aislamiento. Una secuencia donde cada ficha que se cae es por el impulso del que la precede.

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 5

La recuperación podríamos pensarla como el camino inverso, comenzará una vez que se levanten las restricciones que impone el COVID 19, esto no será simultáneo sino que dependerá en cierto modo de las decisiones previas acerca del manejo sanitario de la pandemia. La recuperación del transporte terrestre y el aéreo será fundamental para habilitar la movilidad y conectividad entre los espacios de oferta, los destinos y sus mercados. Creemos que el proceso de reconexión comienza con la recuperación del turismo interno y un poco más lentamente el mercado internacional. Cuánto tiempo demandará, no sabemos.
Podemos suponer que el turismo seguirá siendo una prioridad en el consumo sobre todo en los segmentos más jóvenes y eso puede aumentar la velocidad de la recuperación.

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 6

Aunque no podemos esperar que sea todo tan lineal. Los destinos tendrán que esforzarse por ganar la confianza de sus mercados, la percepción de seguridad, mejorar sus indicadores económicos, esto requiere de tiempo y es probable que también deban pensar sus estrategias de productos-mercados ya que suponemos que el restablecimiento de la conexión no se dará en las mismas condiciones previas al inicio de la pandemia, como al resetear un aparato electrónico que lo devuelve a la condición anterior, seguramente habrá cambios cuando se re-establezca la actividad.

Podemos preguntarnos cuál será la intervención que tendrán los diferentes actores en el proceso de “reconexión”, los estados, los destinos, las empresas, los portales de reserva y por supuesto, los turistas y también habrá responsabilidades que asumir. La Organización Mundial del Turismo y el Banco Mundial entre otros organismos están haciendo algunas recomendaciones al respecto.

Los estados en sus respectivas jurisdicciones tienen un rol fundamental de acompañar el proceso, de fijar directrices, establecer prioridades de intervención, incentivos económicos y fiscales a las empresas para acelerar la capacidad del turismo de dinamizar regiones, captar divisas, generar empleo que serán las urgencias post crisis, en un contexto económico con severas restricciones.

A nivel de destinos es prioritario no perder el contacto con los mercados, estamos viendo campañas que si bien invitan a no visitar el destino ahora, se presentan reforzando el mensaje global; #stayhome, #quedateencasa, tratan de no perder mind share, market share y confianza. El desafío será también redefinir estrategias de producto-mercado, posicionamiento, diversificar, diferenciar, especializar serán vitales en la gestión al igual que la creatividad

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 7

A nivel de empresa el escenario post crisis es grave, endeudamiento, caída y
cancelaciones de reservas complican la operación, la incertidumbre acerca de la duración de las medidas restrictivas, despidos, cierre, temporadas altas sin clientes plantean un escenario muy complejo. En este contexto aparecen ideas creativas. Por ejemplo, “Los líderes de la hospitalidad de Manchester se unen para lanzar el esquema de cupones “pagar por adelantado”. La campaña #PayitForward tiene como objetivo
apoyar a los restaurantes y bares locales durante la pandemia de coronavirus, y también recaudará dinero para Hospitality Action.

A nivel del turista la seguridad, la confianza influyen en los procesos decisorios, si bien creemos que la predisposición a viajar continuará como una prioridad de consumo en ciertos segmentos, la recuperación económica establecerá el ritmo de la recuperación.

La pregunta será si el escenario post pandemia reorganiza las preferencias que determinan los flujos globales, ya que Francia, Italia, España, Estados Unidos son junto a China los más afectados hasta el momento y los europeos los mayores receptores y los asiáticos el mayor mercado emisor.
A nivel de estados: los desafíos son enormes por un lado reactivar la economía, en un contexto de indicadores económicos negativos y con urgencias sociales impostergables. Para ello será necesario establecer incentivos sectoriales, cada jurisdicción, nacional, provincial, municipal deberán establecer prioridades para asignar estos fondos escasos. Se verá allí la importancia que tiene desde la consideración del estado la actividad.turística para generar empleo, divisas y reactivar parte de las cadenas productivas locales

Reporte del centro de la pandemia, un análisis de lo que pasó, pasa y podría pasar en el mercado de los viajes 8

OTAs y portales de reserva son actores claves por la posición dominante que ejercen y del poder de negociación, marcan el pulso de la actividad con una concentración enorme de las ventas en unas pocas empresas globales y pone a las empresas en una situación de dependencia que se refleja en comisiones elevadas por ventas. En el escenario venidero veremos qué estrategia adoptarán los medios electrónicos incorporados definitivamente a los procesos de elección, decisión y consumo de turismo.

Este trabajo combina la reflexión personal con la crónica del momento y ofrece conjeturas acerca de una coyuntura extraordinaria, propone preguntas y esboza algunas respuestas para intentar aprender y como todo proceso de aprendizaje es colectivo, está en permanente elaboración así pues debe leerse este trabajo.

Aldo Daniel Maciel

Aldo Maciel

Aldo Maciel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Es clave

Hay mucho más en Opiniones

LOS MEJORES CONTENIDOS DIRECTO A TU EMAIL

Suscríbete gratis a nuestros mejores contenidos sobre noticias, entrevistas, opiniones y más.