La aerolínea Qantas descarta reanudar los vuelos internacionales al menos hasta octubre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Triste noticia: Al menos hasta el mes de octubre, no habrá vuelos internacionales por parte de la aerolínea australiana Qantas. El anuncio de la medida fue realizado el pasado jueves, en paralelo a la confesión acerca de una pérdida abismal en el primer semestre, que refleja el colapso del volumen de negocio en plena pandemia.

La empresa australiana registró una pérdida de 860 millones de dólares en el último semestre por la pandemia y los cierres de fronteras. En consecuencia, ha indicado que descarta la reanudación de los vuelos internacionales de pasajeros antes de octubre.

Cabe recordar que Australia, que comenzó esta semana con la primera fase de vacunación y dirigida a los trabajadores sanitarios, cerró sus fronteras desde marzo de 2020 y a hoy día impide a sus nacionales viajar al exterior, manteniendo habilitado solo un bajo número de vuelos de repatriación. Aún así, aprovechando los muy buenos resultados de Australia en la lucha contra el coronavirus, Qantas espera volver al 60% de la capacidad para vuelos domésticos en marzo y al 80% a finales de junio.

La aerolínea Qantas descarta reanudar los vuelos internacionales al menos hasta octubre
La aerolínea Qantas descarta reanudar los vuelos internacionales al menos hasta octubre

Ahora, la aerolínea prevé realizar para octubre 22 de sus 25 vuelos que realizaba a Los Ángeles, Londres, Singapur y Johannesburgo, aunque aún no ha dado fecha sobre los desplazamientos a Nueva York y Osaka (Japón), así como a Santiago (Chile), que es una de las rutas más utilizadas por los latinoamericanos.

Ante el análisis de la situación, Qantas remarcó que una vez retome sus operaciones internacionales las proyecciones acerca de actividad serán diferentes al periodo antes de la pandemia y espera, al menos, poder retomar completamente sus rutas para el año 2024.

El grupo registró una pérdida neta entre junio y diciembre de 1.080 millones de dólares australianos (860 millones de dólares), en comparación con un beneficio neto en el mismo período del año anterior de 445 millones de dólares australianos. La pérdida subyacente antes de impuestos, que excluye partidas extraordinarias y depreciación de activos, se sitúa en 1.030 millones de dólares australianos.

Al respecto, Alan Joyce, expresó: “Los cierres fronterizos significan que casi hemos dejado de operar el 100% de nuestros vuelos internacionales y el 70% de los domésticos… Tres cuartas partes de nuestro volumen de negocio se han esfumado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS MEJORES CONTENIDOS DIRECTO A TU EMAIL

Suscríbete gratis a nuestros mejores contenidos sobre noticias, entrevistas, opiniones y más.