Lufthansa permitirá viajar sin mascarillas bajo ciertas condiciones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
0a1a-217

El tapa boca-nariz se ha convertido en un componente más del equipaje para viajar en avión. Sin embargo, no todo el mundo es capaz de soportar su uso, o incluso algunos pasajeros admiten que por alguna condición física no pueden usarlo (siendo obligados a descender de la aeronave por no cumplir con las nuevas normas). Aquellos que tienen problemas respiratorios pueden llegar a pasarlo realmente mal cuando tienen que usarla. Por eso, las aerolíneas del grupo germano Lufthansa van a permitir que las personas con estas dificultades puedan viajar sin esta protección buco-nasal.

Para poder hacerlo, el pasajero tendrá que demostrar que tiene verdaderos problemas de ahogo o alergia. Para acreditarlo, deberá descargar un impreso de la web de la compañía que deberá estar cumplimentado y sellado por un médico que corrobore la existencia de estos problemas. Además, el pasajero deberá portar consigo otro certificado que demuestre que se ha sometido a una prueba PCR en las 48 horas anteriores a coger el vuelo y que su resultado ha sido negativo. Si cumple con estos requisitos, podrá volar sin mascarilla.

Aunque el uso de mascarillas (conocidas también en algunos países de la región como barbijos, tapabocas o cubrebocas) es una recomendación primordial de las directrices de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la mayoría de aerolíneas ha optado por imponer la obligatoriedad de su uso a bordo de los aviones. Y como recordó ayer la principal organización de aerolíneas del mundo, IATA, aquel que se niegue a utilizarla puede recibir duras sanciones. “Un billete de avión es un contrato en virtud del cual el pasajero acepta los términos y condiciones de transporte de la aerolínea. Esas condiciones pueden incluir el derecho de la aerolínea a negarse a transportar a una persona cuyo comportamiento interfiera con un vuelo, viole la normativa gubernamental o provoque inseguridad en otros pasajeros. Las aerolíneas también subrayan la obligación de cubrirse la cara durante el proceso de reserva, en el check-in, en la puerta de embarque y cuando se solicite a bordo. Los pasajeros que incumplan estas obligaciones se exponen a ser desembarcados, a restricciones futuras en el transporte o a sanciones en virtud de las leyes nacionales”, según recordó.

Con la medida de flexibilización del uso de mascarillas, la aerolínea alemana, que obliga a usarla a todos los pasajeros de más de seis años, trata de facilitar el regreso a los aviones de viajeros que, hasta ahora, tenían muy difícil su vuelta en un momento en que las compañías se afanan en recuperar pasajeros. En esta dirección apunta también otra medida adoptada por las aerolíneas del grupo germano -Lufthansa, SWISS, Austrian Airlines y Brussels Airlines- de permitir a sus clientes hasta final del año cambiar sus vuelos de todas las tarifas sin coste adicional ante la situación del coronavirus, según informó ayer la compañía. El grupo ya había establecido que el primer cambio de vuelo sería gratuito y ahora extiende la medida para que los pasajeros puedan cambiar en varias ocasiones de horario y destino. “Con ello, las aerolíneas del grupo Lufthansa permiten a sus clientes organizar sus viajes de forma más flexible”, aseguró el comunicado.

Lufthansa ha sido una de las aerolíneas que ha sufrido con más dureza la crisis de la Covid-19. La compañía ha tenido que ser rescatada por el Estado alemán que, a cambio de inyectarle 9.000 millones de euros, se ha hecho con una participación del 20% en su accionariado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS MEJORES CONTENIDOS DIRECTO A TU EMAIL

Suscríbete gratis a nuestros mejores contenidos sobre noticias, entrevistas, opiniones y más.