Cruceros residenciales, un nuevo negocio para las inmobiliarias

Los hoteles se están convirtiendo en una alternativa habitacional, especialmente para la jubilación, pero hay muchos otros que están poniendo su vista en el mar y se plantean vivir a bordo de un barco de lujo para el resto de sus vidas. Ya hay uno de los conocidos como cruceros residenciales navegando y otros dos en construcción, por lo que todo apunta que se trata de una tendencia que no deja de ganar adeptos.

The World


En 2002 comenzó a surcar los mares The World, el mayor barco residencial privado del mundo. La embarcación cuenta con 165 viviendas individuales con propietarios procedentes de 20 países diferentes. Son justamente los dueños de las residencias los que deciden el itinerario que seguirá la embarcación, que da la vuelta al mundo cada dos o tres años.

Además de disfrutar de los cambios de ubicación y excursiones en tierra, a bordo cuentan con seis restaurantes, instalaciones de golf, una cancha de tenis reglamentaria, dos piscinas, un spa, salón de manicura, barbería, peluquería, un centro fitness con entrenadores personales, biblioteca, cine y sala de juegos, entre otros.

NJORD 


Uno de los proyectos que está en el horno es el que impulsa la firma de yates Espen Øino en colaboración con la inmobiliaria Ocean Residences. El superyate NJORD contará con 118 residencias privadas (de 2 a 6 habitaciones) y 16 suites adicionales.

La embarcación, cuya botadura está prevista para 2024, dispondrá de dos piscinas al aire libre más otra cubierta, con hidromasaje, spa y sauna; discotecas y sala de jazz; e incluso un observatorio telescópico. También contará con un embarcadero para atracar Jet Skis, submarinos y barcas tipo Riva, así como un helipuerto. La intención es que el yate circunnavegue el mundo una vez al año.

Narrative


También para 2024 se espera la llegada del ‘Narrative’, primer crucero residencial desarrollado por Storylines. En este caso, las dimensiones se multiplican, pues la intención es que cuente con 547 residencias (de uno a cuatro dormitorios). Los promotores ofrecen tanto viviendas en propiedad como alquileres de 12 a 24 meses.

Las áreas comunes estarán compuestas por tres piscinas, 20 restaurantes y bares, circuito de running, gimnasio, estudio de yoga y simuladores de golf. A ello se suma un centro médico y un centro wellness. Además, dispone de su propia destilería, biblioteca, bolera, estudio de arte, cine y una marina.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LOS MEJORES CONTENIDOS DIRECTO A TU EMAIL

Suscríbete gratis a nuestros mejores contenidos sobre noticias, entrevistas, opiniones y más.