Villa La Angostura, de Aldea Turística a Destino de Calidad de Vida y Conocimiento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
27619324371_0174cbe1af_h

En estos momentos tan especiales signados por el Coronavirus, la caída de la economía y el STOP del Turismo a nivel global y local, descubrimos en Villa la Angostura un equipo de profesionales, liderados por Mariana Riva y Andrés Abate de la consultora Aintegra, que no paran de sorprendernos con sus iniciativas y con su enfoque propositivo para transitar, superar y capitalizar esta crisis. Ellos definen a Aintegra como una consultora emprendedora, la que como tal ya ha creado varias iniciativas y emprendimientos “Ai”. AiEspacio, AiFuturo, AiGestion, AiQ y, la reciente incorporación, AiLearning, y todo esto lo hacen desde el pequeño paraíso llamado Villa La Angostura en el norte de la Patagonia argentina, al que además, estos dos locos lindos quieren transformar en un Destino de Calidad de Vida y Conocimiento. 

Mariana y Andrés, nos cuentan que se conocieron a fines del 2011, en plena crisis socioeconómica de Villa La Angostura producto de la explosion del Volcan Puyehue. En principio los unió el espanto y la necesidad de encontrar soluciones y herramientas que contribuyeran a la recuperación de la localidad y a la modernización de la gestión municipal. Al poco tiempo ya estaban pensando, proyectando y creando soluciones innovadoras para que Villa La Angostura pasara del monocultivo del Turismo a una propuesta de desarrollo integral basada en la calidad de vida, el turismo y la exportación de servicios del conocimiento. Trabajaron juntos durante varios años, luego Andrés se fue a vivir a Australia, y a su regreso decidieron asociarse para conformar y consolidar un HUB de servicios profesionales de primer nivel desde Villa La Angostura y, a su vez, cumplir su propósito (un tanto utópico) de diversificar la economía de Villa La Angostura mediante la economía del conocimiento. 

En su cuenta de LinkedIn, Mariana se define como consultor especializado en Gestión de Talento IT, y Andrés como Analista de Negocios especializado en estrategias sobre turismo, innovación y economías regionales, además ambos coinciden en definirse como emprendedores. En este artículo vamos a conocer un poco más sobre ellos y nos van a contar por qué eligieron Villa La Angostura para vivir, sobre sus iniciativas, cómo están proyectando el futuro PostCovid y principalmente qué están pensando para el futuro de Villa La Angostura.

¿Por qué eligieron radicarse en en Villa La Angostura? ¿Cómo hacen para desarrollarse profesionalmente en un lugar distante de las principales áreas de desarrollo económico de la Argentina?

Andrés dice que vivir en Villa La Angostura es como vivir de vacaciones pero con responsabilidades. El bosque, el lago y la montaña están muy cerca, si realmente querés disfrutar de la naturaleza, no hay excusas, está siempre presente y accesible, la contracara es el desarrollo profesional, laboral o económico. Las principales actividades son el turismo y la construcción residencial, y su escala es tan pequeña que es muy difícil sostener el empleo, su formalidad y sobre todo su especialización. Por ejemplo, los establecimientos hoteleros tiene 25 plazas promedio, y la mayoría son atendidos por sus propios dueños. Mariana, dice que sus ingresos económicos provienen de los servicios profesionales que brindan a empresas alrededor de la Argentina y que es muy difícil generar ingresos a nivel local en su área de experiencia, no obstante siguen eligiendo vivir en el paraíso y que aceptan el lindo y doble desafío de hacerlo, junto a su equipo, desde Villa La Angostura.

¿Cuéntenos de sus proyectos? ¿Qué son las iniciativas “Ai”?

Mariana toma la iniciativa y nos cuenta que el nombre de Aintegra deriva de tres conceptos similares que conforman los valores de la consultora; integral, íntegra, e integradora, y sin haberlo pensado en su origen, encontraron que sus primeras dos letras ayudaban a construir un juego de palabras para sus iniciativas, y así todos sus emprendimientos adhieren y refieren a algo que existe y que se integra a otros proyectos como una nueva pieza de un rompecabezas.

Andrés afirma “cuando necesitamos una oficina, elegimos hacerlo en un espacio abierto para integrar a otros emprendedores y profesionales y creamos uno de los primeros co-workings de la Patagonia, y lo llamamos AiEspacio Coworking Space. Luego decidimos desarrollar un evento para acercarles a los jóvenes de Villa La Angostura experiencias de desarrollo profesional vinculadas con su futuro y lo nombramos AiFUTURO. Recientemente motivados por las limitaciones generadas por el coronavirus, reflotamos una vieja iniciativa de producir contenidos de capacitación online (e-learning) y entonces apareció AiLearning

Mariana resalta que no todos sus proyectos empiezan con “Ai”: “estamos pensando en nuevas formas de viajar y trabajar, por eso recreamos el concepto “Workation” e invitamos a empresas, equipos de trabajo y teletrabajadores a que vengan a Villa La Angostura a trabajar como cualquier mortal, pero que en su tiempo libre puedan disfrutar del paraíso, y nos revela un secreto, estamos elaborando el anteproyecto de “Patagonian Habitat”. Pronto Angostura contará con un multi-espacio de Coworking, Coliving y Turismo”, nos dice.

Villa La Angostura, de Aldea Turística a Destino de Calidad de Vida y Conocimiento. 1

“Nuestros proyectos siempre tienen un triple propósito, por un lado ampliar y fortalecer nuestra propuesta profesional desde y para Villa La Angostura y hacia afuera de la localidad, mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestro equipo de trabajo e impactar de manera positiva en la comunidad, afirma Andrés de manera convincente”.

¿Cómo transitan la experiencia del Covid-19? ¿Qué pueden aportar desde su visión?

Es un momento difícil, mientras más se extiendan las limitaciones mayor va a ser el impacto en el bolsillo y en la salud emocional de las personas, afirma Andrés. En un destino turístico como Villa La Angostura, esta limitación no es una disminución de la actividad, es directamente un STOP.  Sin turistas el nivel de actividad económica es cero. En el corto y mediano plazo es necesario que se articulen todos los medios posibles para proveer a las familias de los ingresos necesarios para su subsistencia y para mantenernos fuertes y activos como destino turístico para el momento de la recuperación o de la “nueva normalidad”. Por otra parte, Mariana ve una gran oportunidad en el “dia o los días después”, para ella, Villa La Angostura representa todo lo que los turistas desearían cuando las limitaciones a la movilidad desaparezcan y menciona una reciente nota nuestra (Intriper) sobre los 10 lugares que demuestran que el sur de Argentina es todo lo que necesitas cuando acabe el coronavirus

Andres, menciona que es el momento de repensar la estrategia de desarrollo socioeconómico de Villa La Angostura: “Hoy, salvo raras excepciones como la nuestra y la de otros profesionales que de manera independiente brindan servicios para empresas argentinas o internacionales de manera remota, lo población depende del monocultivo turístico” y aporta estos datos:

“En el 2010, éramos aproximadamente 12.000 personas, ahora las estimaciones arrojan que somos 20.000, esto representa más del 65% de crecimiento en 10 años, mientras que las plazas de establecimientos hoteleros en el mismo periodo pasaron de 4.100 a 4.500, lo que representa menos del 10% de crecimiento” 

Esto claramente, no es sostenible en el tiempo, por eso casi al unísono ambos dicen “tenemos que lograr que Villa La Angostura además de ser un destino turístico, sea un Destino de Calidad de Vida y de Conocimiento, algo así como un Silicon Valley de la Patagonia”.

¿Y a qué se refieren cuando dicen Villa La Angostura como Destino de Calidad de Vida y Conocimiento? ¿Qué beneficios proyectan y cómo podría beneficiar esta propuesta a un destino turístico tan reconocido y tan apreciado por los turistas nacionales e internacionales?

Mariana, nos cuenta que el año pasado, presentaron la iniciativa en la Edición 2019 del TECNAP, uno de los principales congresos de tecnología de la Argentina y que la localidad cuenta con una ventaja competitiva fundamental, por allí pasan dos troncales de fibra óptica, uno público (ARSAT) y otro privado (Grupo DATCO), y que en su experiencia profesional como reclutadora de recursos humanos para empresas tecnológicas gran parte de su tiempo lo dedica a contarles a sus candidatos sobre su experiencia personal y las alternativas posibles para teletrabajar desde Villa La Angostura.

Andrés, dice que es necesario diversificar la economía de Villa La Angostura, que la población crece más rápido que su principal actividad económica, el Turismo, y que la economía del conocimiento es la clave, es la alternativa, y afirma que es una industria limpia que genera recursos genuinos externos, Mariana lo acompaña, y cierra diciendo  que hoy en día las empresas de tecnología deben hacer grandes esfuerzos para mantener a sus mejores recursos humanos y que la competencia para retenerlos o atraerlos ya no es solo económica, está directamente relacionada con las propuestas de bienestar, de flexibilidad  y de teletrabajo que brindan las empresas. 

Por todo esto, ambos afirman que Villa La Angostura debe generar las condiciones para atraer a empresas y profesionales que puedan brindar servicios y trabajar de manera deslocalizada y pasar de ser solo un destino turístico, a ser un destino de calidad de vida y conocimiento, sobre todo en este contexto en el que las empresas, las organizaciones y la sociedad en general han entendido que el trabajo remoto y las herramientas digitales son factores claves para el futuro post-coronavirus .

Lucen convencidos y ya vienen haciendo mucho de lo que proponen, seguramente tendremos más noticias de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS MEJORES CONTENIDOS DIRECTO A TU EMAIL

Suscríbete gratis a nuestros mejores contenidos sobre noticias, entrevistas, opiniones y más.